Miedo a salir de casa. Síndrome de la cabaña

Imagen destacada de cabaña en el bosque. Miedo a salir de casa - síndrome de la cabaña

Las personas están atravesando diferentes situaciones en sus rutinas diarias, obligadas a permanecer confinadas dentro de sus casas, a causa del virus Covid-19. De esta manera, se genera un estado de alerta sobre el miedo que se presenta al momento de querer salir.

No podemos olvidar que, la epidemia, nos pone en una situación social de riesgo de contagio masivo sumado a los múltiples síntomas o estímulos del que no tenemos un total control. Estos últimos se van desarrollando a medida que transcurren los días en confinamiento y se denomina síndrome de la cabaña, el miedo a salir de casa

Gracias a los medios de comunicación podemos familiarizarnos más sobre estos síntomas o estímulos ya que, el virus, nos coloca en una etapa de confinamiento social preventivo y obligatorio. En el día de hoy, te comentaremos todo lo que debes saber sobre el síndrome de la cabaña.

¿Qué es el Síndrome de la Cabaña?

El síndrome de la cabaña o miedo a salir de casa surge a principios del siglo XX con el nombre fiebre de la cabaña, en inglés, Cabin Fever. Otras formas con las que se conoce es locura de montaña o locura de pradera o síndrome de la soledad inquieta. 

Se describe en relación a personas que eran forzadas a vivir en espacios estrechos aislados y monótonos. Que, posteriormente, han tenido una serie de dificultades al momento de reincorporarse a la sociedad

Antes de que fuéramos sometidos al aislamiento social y preventivo, las personas, a lo largo de la historia han experimentado el síndrome de la cabaña. Un claro ejemplo es la de atravesar alguna enfermedad que los obligaba a aislarse, por completo, en algún hospital. También, aquellos privados de la libertad en alguna cárcel o residir en zonas rurales, remotas donde el clima los obligaba a refugiarse o el que atraviesan los astronautas en el espacio.

El miedo a salir de casa, no se trata de una patología sino, un estado emocional, anímico y mental que experimentan las personas. Después de estar confinados demasiado tiempo, presentan sensaciones que los obliga a permanecer adentro, sentirse seguros en sus propias casas.

Algunas de esas sensaciones son:

  • Depresión
  • Pánico o fobia
  • Momentos de tristeza
  • Soledad
  • Frustración 
  • Impaciencia
  • Falta de control o Irritabilidad 
  • Aburrimiento

Todo esto, en las personas, genera cambios psicológicos donde comienzan a perder contacto con la realidad y desarrollan pensamientos catastróficos, fatiga mental, exceso de alimentación o falta de ella. Además, de consumir sustancias como el alcohol o drogas, incapacidad de relacionarse con otros, enojo, alteración en los hábitos del sueño deseos de salir, aunque no se pudiera, aburrimiento, incapacidad de concentrarse, convertirse en una amenaza para otras personas con las que convive, perder el sentido del tiempo.

El miedo a salir de casa o síndrome de la cabaña se puede presentar en cada persona de manera diferente, algunos experimentan miedo por lo exterior, el no tener ningún contacto físico o cercano con otra persona puede crear rechazo, temor de volver a realizar actividades de la rutina diaria. De volver a transitar con normalidad ya sea yendo a trabajar, parque o espacio de recreación.

Otros quizás sienten tranquilidad, confort e incluso seguridad al estar confinados en sus casas. La situación coloca en pausa todos los asuntos ya sea laborales, sociales y profesionales. De esta manera, otorga una especie de respiro o descanso a la vida. En vez de sentirse ansiosos, irritables a la sensación de ahogo de no poder retomar la vida como la tenían antes.

Si bien el síndrome de la cabaña se presenta con mayor frecuencia en personas que viven solas o no tienen contacto con el entorno social. Se trata de remarcar que no es un trastorno psicológico, sino como un acto natural o una reacción ante la idea de estar confinados por tanto tiempo.

Las personas que son más vulnerables a experimentar el síndrome de la cabaña son: 

  • Personas mayores que no trabajaban ni realizaban una actividad regular, aisladas prácticamente de la sociedad.
  • Personas que tienen a su cargo otros con necesidades especiales, niños pequeños o con alguna condición que requiera de toda su atención.
  • Personas hipocondrías, miedo o convencimiento que padecen una enfermedad a través de su propia interpretación de los síntomas.
  • Personas con agorafóbicas, que sufren un trastorno de ansiedad a espacios sin limitación clara y obliga a la persona escapar o recibir ayuda en el caso de sufrir un ataque de pánico.
  • Personas que se sentían excluidas o aisladas socialmente.

¿Qué podemos hacer?

Existen muchos métodos para recuperarnos y no tener miedo a salir de casa, a continuación, te diremos algunas estrategias para mejorar el síndrome de la cabaña.

  • Recuperar la rutina diaria, es decir, intentando llevar una vida ordenada con el propósito de evitar tiempos inactivos es decir siestas largas, excesivo tiempo en la cama o en el sillón, estableciendo horarios para dormir, la higiene o comidas.
  • Una alimentación sana ya que es más fácil caer en malos hábitos alimenticios.
  • Hacer ejercicio de manera habitual que ayuda a liberar las tensiones del cuerpo.
  • Realizar planes a futuro una vez vuelva todo a la nueva normalidad, tratar de no perder contacto ya sea con amigos o familiares. 
  • Mantener la mente ocupada mediante un hobby o pasatiempo. Siempre y cuando sea dentro de los límites del confinamiento actual.

Los medios de comunicación juegan un rol muy importante para el aislamiento, dado que gracias a este resulta más llevadero. 

Las personas pueden comunicarse con otras a través de videollamadas, realizar eventos charlas e inclusive clases que brindan los profesores para sus alumnos. Esto genera el contacto con otros. Además de los múltiples contenidos que motivan la recreación, ya sea juegos, películas, videos, noticias, etc.

Aunque, los medios, resulten tener un propósito positivo en esto puede, también, hacer que las noticias nos provoquen ansiedad e incertidumbre, hay mucha sobreinformación, fakenews (falsas noticias) hasta información confusa. Por esta razón, tenemos que ser objetivos ante lo que los medios informan.

De esta forma, estaremos poniendo freno al síndrome de la cabaña y a los diversos estados anímicos que puedan presentarse. Los síntomas más graves generan depresión o trastorno de ansiedad ante esta situación se sugiere la intervención de un profesional para que ayude a canalizar los sentimientos negativos.

Síndrome de la cabaña y el coronavirus: Salir de nuestra burbuja

Si bien, muchos países, ya se encuentran en las fases de salidas progresivas a la calle, regresar a la normalidad no va a ser de igual manera en todas las personas. Muchas de ellas, van a estar acomplejadas por los medios de comunicación, rodeadas de incertidumbre, no querrán salir de sus casas por miedo de contraer el virus. 

Les resultará más peligroso estar fuera que dentro. Por ello, la vuelta a la normalidad, comienza con admitir que existe ese miedo de salir de casa

Son dos realidades a las que se enfrentan, la primera antes del aislamiento y la segunda, después del mismo, se presentan una serie de cuestiones como que cuidados tengo que tener. Es la paranoia que se nos presenta, miedo a los espacios abiertos por la cantidad de gente que vamos a ver en las calles, el terror de no saber el grado de precaución que toman los demás. 

Además, de los sentimientos de inseguridad que vamos a poseer cada vez que uno vaya al supermercado o a la farmacia, realizar aquellas actividades que eran cotidianas, donde asociamos que el salir de nuestro entorno será un peligro para nosotros mismos. 

Te recomendamos para superar el miedo a salir de casa, el empezar a salir de manera gradual, respetando los protocolos de higiene y seguridad establecidos y practicar técnicas de respiración y relajación a fin de poder controlar esos sentimientos negativos, miedos e incertidumbres. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pocket
Share on telegram

¿Hablamos?

Psicologo Fco. Isaac Quirós Rojas
  • Puedes contactar conmigo rellenando el formulario de contacto o bien a través de cualquiera de las siguientes vías:
  • Dirección:Calle González Hontoria, Nº 10, 11100 San Fernando, Cádiz
  • Móvil:618 16 12 19

* Conforme al RGPD 2016/679 y normativa española concordante, los datos de carácter personal que nos proporciona serán tratados por FRANCISCO ISAAC QUIRÓS ROJAS como Responsable de Tratamiento. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos es prestarle el servicio que nos encomienda, para lo que estaremos legitimados en base a su consentimiento. Podríamos realizar análisis de perfiles, pero no cederemos la información salvo por obligación legal. Los datos que nos facilita están ubicados en nuestros archivos y/o servidores. Puede acceder, rectificar, limitar y suprimirlos en: consulta@psicologoquiros.com . Tiene derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos en: www.agpd.es Para mayor información, por favor, visite nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad y Protección de Datos. Una vez leído podrá continuar visitando nuestro sitio y enviarnos la información que desee a través de nuestro formulario de contacto.