MIEDO A LOS EXÁMENES: ¿CÓMO SUPERARLO?
miedo a los examenes

MIEDO A LOS EXÁMENES: ¿CÓMO SUPERARLO?

Buenas a todos/as, hoy quiero escribir sobre un miedo irracional que todos/as los estudiantes hemos pasado y que aún recuerdo cuando me estaba formando desde bachillerato… el miedo a los exámenes…en estas fechas es muy normal las llamadas a mi consulta para pedir cita sobre adolescentes ante la famosa Selectividad.

Tenemos que saber que es natural sentir nervios antes de enfrentarse a un examen, pero a veces los nervios se convierten en miedo y el miedo nos bloquea por completo o nos hace evadir nuestra responsabilidad. El miedo a los exámenes es algo que padecen muchos estudiantes. Vamos a ver cómo tratar este problema cada vez más común.

Según estudios recientes 1 de cada 4 estudiantes experimenta miedo a las evaluaciones. Esta tendencia se viene acrecentando en los últimos tiempos. La presión de rendir llega en algunos casos a ser tan alta que algunos estudiantes abandonan sus estudios

El miedo se puede manifestar de varias maneras. La más común, que vemos en consulta, se da en los momentos previos, hasta que recibimos la hoja impresa con el examen. Este miedo es el más natural de todos y es en realidad ansiedad. Casi todos los/as alumnos/as lo/a padecen y no hay que prestarle mayor importancia.

Existe también otro miedo que está presente los días previos a la prueba y que puede tener una mayor manifestación los dos días anteriores o la noche anterior. Un dolor de estómago, aceleración del pulso, falta de apetito pueden ser algunos síntomas. Por supuesto que depende de cada persona. Los pensamientos que se cruzan suelen ser negativos con respecto a los resultados que se obtendrán y luego aparece el miedo al fracaso (si queréis podéis leer en mi blog sobre ello).

Es en estos casos en los que el estudiante puede llegar a pensar en no presentarse a la evaluación o incluso a reconsiderar sus estudios. En algún punto esto tiene sentido porque ,si observamos que,  cada vez que tenemos un examen se padece de forma psicológica y física, entonces para qué torturarse. Aunque pensar de esa manera es en realidad erróneo, ya explicaremos por qué.

Hay otro miedo que aparece en el momento exacto de rendir. Es el que paraliza al estudiante y hace que todo lo que estudió durante semanas se olvide en una fracción de segundo. Es tal vez el peor de controlar y el que puede echar a perder toda una carrera.

Hay otro miedo que aparece en el momento exacto de rendir. Es el que paraliza al estudiante y hace que todo lo que estudió durante semanas se olvide en una fracción de segundo. Es tal vez el peor de controlar y el que puede echar a perder toda una carrera.

MIEDO A LOS EXÁMENES ¿CÓMO SUPERARLO?
MIEDO A LOS EXÁMENES ¿CÓMO SUPERARLO?

10 consejos para evitar el miedo a los exámenes

1. Entender que el fracaso es parte del aprendizaje

Es difícil de asimilar para algunos. Especialmente para los que tenían un rendimiento brillante en la escuela secundaria. Pero debemos aprender de los errores y hay que tomar como algo natural un resultado adverso.

2. Rendir muchos exámenes

La mejor forma de perderle el miedo a algo es enfrentándolo. Y cuantas más veces mejor. Con el miedo a los exámenes es igual. Cuantos más exámenes rindas e incluso en cuántos más suspendas (que es algo normal), menos miedo les tendrás en la próxima oportunidad.

3. Pensar en positivo

Seguramente estarás pensando: Qué fácil es decirlo, pero nada fácil hacerlo. Claro que no, a veces lleva tiempo (yo también he suspendido muchas veces, pero después de mi duelo recapacitaba donde fallaba y seguía adelante). Tener pensamientos positivos respecto a cualquier asunto es algo intrínseco a nuestra personalidad, lo cual nos lleva al próximo punto.

4. Mantener el autoestima alta

Si tenemos confianza en lo que hacemos y nos creemos buenos, cambiaremos nuestra forma de pensar y veremos lo positivo en todo. Incluso a la hora de rendir un examen. Nunca pensemos en nuestra calidad como seres humanos o como personas exitosas en función de los resultados de los exámenes. Esto es especialmente importante para quienes estudian carreras muy difíciles como las carreras de salud y tecnológicas.

5. Hacer ejercicios de respiración

No hace falta aprender técnicas milenarias, tan sólo con relajarse y respirar hondo cuando aparecen esos dolores de estómago es suficiente (o como yo les explico a mis pacientes, coge una cañita y respira con ella; verás como baja la ansiedad).

6. Desdramatizar los exámenes

Uno de los problemas que hace que haya miedo a los exámenes es que se le da mucha importancia a ellos. Hay que tratar de cambiar la manera de pensar con respecto a las evaluaciones. No es fácil a veces. En muchos casos hasta que no nos ocurre algo realmente malo en nuestra vida personal no nos damos cuenta lo tontos que fuimos al preocuparnos tanto por algo tan irrelevante como una prueba.

7. Que el estudio no sea tu única actividad

Si lo único que haces es estudiar, entonces puedes llegar a sentir demasiada presión a la hora de rendir. Porque si te va mal lo primero que piensas es “lo único que hago es estudiar y no lo hago bien” y puede que sientas que todo lo que haces lo haces mal. Nada mejor que buscar alguna otra actividad para realizar. Un trabajo de medio tiempo donde te sientas útil y valorado puede ayudarte a superar esto.

8. Valentía para presentarse

Cuando algo dentro tuyo te dice que es mejor evitar la prueba, ahí debe aparecer tu lado valiente y hacerse cargo de la situación. En general, hay que presentarse siempre, aún cuando creamos que no estamos del todo preparados.

9. Tranquilidad al rendir

La mejor técnica que he encontrado para los minutos previos de un examen es pensar qué voy a estar haciendo en cuanto lo entregue, o esa misma noche. Situarse mentalmente en un lugar pacífico tranquiliza el espíritu. También funciona pensar que uno ya hizo todo el esfuerzo que había que hacer y que lo que resta es hacer el examen “lo mejor que pueda”. De esta manera nos restamos responsabilidad.

10. Consultar con un especialista

Si los miedos, la ansiedad y los síntomas físicos son demasiado fuertes, entonces estamos ante un caso que requiere la atención profesional.

Que el miedo a los exámenes no te paralice

Bien, hasta aquí los consejos para poder controlar estos nervios. Lo más importante que me queda decir es que no hay que paralizarse. Hay que tomar cartas en el asunto en cuanto vemos que empezamos a evadir las instancias de evaluación. Si uno va dejando pasar este problema, con el tiempo pasan meses y luego años.

“RECUERDA QUE EL FRACASO SOLO ES UN APRENDIZAJE QUE NOS HARA MADURAR, ASÍ PUES, SI ESTÁS ATACADO POR UNOS EXÁMENES PRÓXIMOS COMO LA SELECTIVIDAD, EXÁMENES DE LA CARRERA, OPOSICIONES ETC…DEBEMOS SABER QUE SI NO LO CONSEGUIMOS NO ES EL FIN DE MUNDO SINO QUE REVISEMOS LOS FALLOS Y A CONSEGUIRLO EN LA PRÓXIMA CONVOCATORIA”

Deja un comentario

Cerrar menú