¿La preocupación excesiva es normal o es una psicopatología?

¿La preocupación excesiva es normal o es una psicopatología?





Buenas a todos/as me gustaría deciros que para muchas personas la vida se parece a una corriente continua de preocupaciones y pensamientos irracionales que les apartan de las alegrías. Así pues, he pensado que hablar sobre las preocupaciones vendría bien para los que me leen.
La preocupación excesiva y la ansiedad consiguiente son un motivo muy frecuente de consulta en nuestra labor diaria como psicólogos/as.

el pensar reiteradamente en un problema inmediato, o futuro, de una manera que no conduce a la solución.

Debemos entender por preocupación el pensar reiteradamente en un problema inmediato, o futuro, de una manera que no conduce a la solución. En cierto sentido, estas personas piensan demasiado. Les resulta casi imposible interrumpir sus pensamientos:

¿Pero sabéis que todas las personas tenemos preocupaciones?: Todas las personas tienen preocupaciones, al menos ocasionalmente, y esto es normal. Si un hijo tiene una enfermedad grave, por ejemplo, le preocupación es una respuesta adecuada e incluso yo les digo a mis pacientes que es una emoción sana ya que nos alerta de algo para poder trabajar sobre ello. Pero hay personas, como las personas obsesivas, que se preocupan constantemente.

Preocupación sana Vs Preocupación insana

 

La tendencia a la preocupación suele ser un componente central de nuestras emociones ligada a una emoción tan natural que la necesitamos en nuestras vidas para poder resolver nuestros conflictos y eso nos hará dar una solución flexible al problema. Pero probablemente les parezca que preocuparse les otorga cierto control. En realidad cuando NO podamos controlar dicha preocupación o empezamos a crear nuestras propias películas sobre la preocupación en sí, es cuando hablamos de una preocupación insana.
Veamos un ejemplo de ambas preocupaciones:
 Una persona que sabe que va a ir al paro es normal que se preocupe por lo que le pueda pasar en el futuro pero si sabe controlar dicha preocupación será capaz de pensar racionalmente y optará por dar soluciones al asunto: inscripción en el INEM, ir a otras empresas y preguntar para dar currículum, piensa que si tiene un paro o ayuda económica se mantendrá con ese dinero mientras le sale algo mejor etc…

 Si la persona en la cual hemos hablado antes empieza a darle vueltas a su preocupación y empieza a anticipar de que no encontrará trabajo, que estará parado toda la vida etc… realmente lo que está haciendo es retroalimentar los pensamientos irracionales de las preocupaciones transformándolas en una preocupación insana dando soluciones destructivas como bloqueo, posponer, apatía etc…

El precio de las preocupaciones insanas

La preocupación contiene pocas virtudes. Una vez que ha sucedido algo malo, profundizar sobre lo mismo sólo sirve para prolongar el dolor. Y si la desgracia ocurre, será tan irritante y avasalladora.
Las preocupaciones son improductivas por definición, malgastan tiempo y energía. Por un lado, las preocupaciones tienen un coste físico. Suelen provocar insomnio y algunos médicos creen que los sentimientos de tensión y ansiedad que las acompañan pueden desencadenar o agudizar otros problemas, como problemas cardíacos o úlceras (siempre que tengamos un problema fisiológico antes, RECORDAD QUE LA ANSIEDAD O LA PREOCUPACIÓN NO CREA ENFERMEDADES). A demás producen agotamiento mental y disminución de la energía intelectual.
Por otro lado, lo peor de las preocupaciones insanas es el sufrimiento emocional que suponen. Las personas siempre preocupadas no pueden disfrutar de muchos aspectos agradables de la vida a causa de este hábito. No viven los momentos agradables plenamente – la compañía de la familia y los amigos, la música, la risa – abrumados por el peso de sus oprimentes pensamientos.

Cómo suprimir las preocupaciones insanas: ¿Cuál es la solución?

La solución llegará sólo cuando se tomen medidas para modificarlo. En mi consulta utilizo las técnicas cognitivas conductuales, donde se le explica al paciente que SOMOS LO QUE PENSAMOS Y NO LO QUE SENTIMOS. Lo que pensamos es una interpretación de la situación que estás anticipando y eso es lo que nos hace sentir mal (ansiedad, depresión etc…). No obstante, debemos recordad que la personalidad del ser humano influye; ya que lo que se forjó en nuestro pasado forma parte de nuestro “ser” pero podemos modificar ciertos hábitos sobre como dar respuestas a nuestros pensamientos para sentirnos mejor y tener conductas más adecuadas.
Fco. Isaac Quirós Rojas, Psicólogo Sanitario, Colegiado AN-07376
[email protected]

Deja un comentario

Suscripción gratuita

Trabajamos con ...

Adeslas
Asisa
Caser
Asefa
Famedic
CS24

Francisco Isaac Quirós Rojas

C/ Gonzalez Hontoria Nº10

618 16 12 19

Página web realizada por Karma Web Design 2018 – www.karmawebdesign.es

Cerrar menú