El objetivo de este tipo de informes es presentar resultados y conclusiones de la evaluación psicológica y la intervención propuesta, teniendo en cuenta los datos recogidos y examinados, a través de las diferentes pruebas aplicadas y técnicas utilizadas. Estos tipos de informes pueden tener muchas finalidades: para una baja a corto plazo que el médico de cabecera u otro especialista requiera, para justificar alguna conducta en concreta de un paciente, para justificar la asistencia a salud mental, para que los psicólogos clínicos sepamos qué trabajar y dar un diagnóstico fiable a nuestros pacientes etc… No obstante, debemos tener en cuenta que un informe psicológico clínico no se puede realizar en un día ya que necesitamos pruebas objetivas

para dar un diagnóstico fiable. Hay pacientes que sólo requieren un diagnóstico de su inteligencia, otros quieren que se les valoren su personalidad etc… pero para todo ello necesitamos entrevistarnos con el paciente y saber que pruebas pasar.

Menú de cierre